Entorno del Palacio Real: La plaza de Oriente y Los Jardines del Moro

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Yummly0

El entorno del Palacio Real y la Catedral de la Almudena

El Palacio Real está ubicado en uno de los entornos más hermosos y agradables de Madrid: La plaza de Oriente y los Jardines del Moro. es una verdadera delicia pasear o practicar cualquier ejercicio en este entorno verde, limpio y repleto de historia

La Plaza de Oriente:

Al lado oeste del Palacio Real se encuentra la Plaza de Oriente. Es de carácter monumental y su disposición final responde a un diseño de 1844 por Pascual y Colomer.La plaza de oriente

La Plaza de Oriente es rectangular, aunque su cabeza situada al este, forma una curva cerrada, encabezada por el Teatro Real. Podemos distinguir tres cuadrantes: los jardines centrales, los jardines de Cabo Noval y los jardines de Lepanto.

Los Jardines Centrales se organizan alrededor del monumento central a Felipe IV. En una parrilla, siguen el jardín modelo barroco. Consisten en siete canteros, cada uno lleno de setos de caja formadas con  ciprés, tejo,magnolia de pequeño tamaño, y plantaciones de flores, temporales. Estos están limitados a cada lado por hileras de caminos de estatuas, popularmente conocidos como los Reyes Godos que actúan como línea de división de los otros dos cuadrantes.

La colección de esculturas la forman veinte reyes españoles. Cinco reyes visigodos y quince reyes de los primeros reinos cristianos en la Reconquista. Estas estatuas son de piedra caliza. Se distribuyen en dos filas que cruzan el cuadrante de este-oeste, a ambos lados de los jardines centrales.

 

Los Jardines del Campo del Moro.

El campo del Moro

Los Jardines junto al Palacio se llaman El Campo del Moro. Deben su nombre al supuesto hecho de que las tropas del líder musulmán Ali ben Yusuf, en 1109, acamparan en este lugar para  intentar la reconquista de Madrid. Las primeras obras para acondicionar el área se deben a Felipe IV. En su reinado se construyeron fuentes y se plantaron diferentes tipos de vegetación. El aspecto general del lugar permaneció en gran medida descuidado. No es hasta el reinado de Isabel II cuando comenzó un paisajismo más en serio. En este momento se diseñó un gran parque de estilo romántico.

El Campo el moro

Con la caída de Isabel II los jardines sufren un período de abandono. En este periodo se  pierde gran parte del diseño. No es hasta la regencia de María Cristina de Austria cuando se inician una serie de obras de rehabilitación, dando el diseño actual, que sigue el modelo de los jardines ingleses del siglo XIX.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Yummly0

2s comentarios

Deja un comentario