Potaje de Vigilia con albóndigas de bacalao. Especial para los peques.

Share on Facebook22Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest3Share on Yummly0

Potaje de Vigilia con albóndigas de bacalao

Se considera potaje de vigilia al elaborado con garbanzos, espinacas y bacalao que se ha servido en España tradicionalmente los viernes de cuaresma debido a la prohibición eclesiástica de comer carne.

Llega la cuaresma y con ella uno de mis platos favoritos, ese que siempre pienso…. No tiene porqué ser Cuaresma para disfrutar de este sabroso y contundente plato que tanto me gusta, pero en fin… Menos mal que llegó la Cuaresma y con ella: El potaje de Vigilia.

En este potaje de vigilia  sustituiremos los trozos de bacalao por unas albóndigas, por la mera razón de que para muchas personas,  especialmente los niños, es más atractivo  no encontrar las tajadas de bacalao ni las espinas.

Ingredientes del potaje de vigilia: 6 a 8 personas.

½ kg de garbanzos. ½ kg de espinacas. 125 g de bacalao. 2 Cebollas. 2 tomates medianos maduros.  3 dientes de ajo. 1 hoja de laurel. 1 ramita de perejil. 4 cucharadas de aceite.de oliva Aceite para freír. 4 rebanadas de pan. 2 huevos cocidos. 3 huevos crudos.1 pimiento seco. Agua.Sal y pimienta. 6 cucharadas de pan rallado.

Elaboración del potaje de vigilia:

Desalamos el bacalao poniéndolo en remojo el día anterior.

Igualmente se tienen los garbanzos en agua por espacio de 24 horas.

potaje de vigiliaAl día siguiente en un puchero ponemos el agua del bacalao, se completa con agua del grifo y ponemos al fuego con la hoja de laurel, de dos litros y medio a tres litros de agua en total

Los garbanzos se escurren, se lavan con agua templada y los echamos al puchero cuando hierva el agua. Se dejan cocer suavemente hasta que estén tiernos.

Ponemos a cocer un huevo, cuando estén duros los pelamos sacamos la yema de uno y picamos la clara y el otro. Reservamos.

Pelamos y rallamos los tomates sin semillas Reservamos.

En una sartén se pone el aceite, se calienta se fríen las rebanadas de pan y las retiramos al mortero.

Ponemos en la sartén las 4 cucharadas de aceite, echamos la mitad de la cebolla finamente picadas, la mitad de los ajos y la rama de perejil. Cuando la cebolla esté transparente agregamos el tomate rallado. Sofreímos y vertemos en el puchero.

Se pone a remojo el pimiento seco y se raspa con una cuchara. Eechamos las raspaduras en el mortero con las rebanadas de pan frito. Agregamos la yema y se machacan ambas cosas. Las desleimos con un poco de agua y se vierten sobre los garbanzos.

Se sazona de sal y pimienta y se deja cocer hasta que queda en su punto.

Las espinacas

Quitamos tallos y lavamos muy bien. Se escaldan en agua hirviendo durante dos minutos. Las refrescamos con agua fría. Se pican finas y se agregan a los garbanzos.

Las albóndigas:potaje de vigilia

Desmenuzamos el bacalao mezclamos con 3 huevos, la otra mitad  del ajo y la cebolla muy picado y 6 a 8 cucharadas de pan rallado, se mezclan todos los ingredientes y hacemos unas bolas de tamaño de una nuez.

En una sartén freímos ligeramente las nueces de bacalao, escurrimos en papel de cocina y reservamos.

Servimos con tres cuatro albóndigas y decoramos con una cucharada de huevo duro.

 

y de postre….

arroz con leche

 

Share on Facebook22Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest3Share on Yummly0

Deja un comentario