Tortilla de patatas o española: La receta de la abuela

Share on Facebook76Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Yummly0Buffer this page

La tortilla de patatas, la tortilla española.

Néstor Luján, gastrónomo y novelista, autor de “Historia de la Gastronomía”, describe la tortilla de patatas como el “as de oros de nuestra gastronomía”:  preside barras de bar, mesas familiares y bufés diplomáticos. Sirve de desayuno, comida o cena y es parte indiscutible de meriendas campestres y fiestas populares. Es aquello que anhelamos comer cuando volvemos del extranjero y lo que veneramos recordando a nuestra abuela.

Son muchas las historias y mitos sobre el descubrimiento de la tortilla… Que si el General Zumalacárregui en las guerras Carlistas….  Que si Alejandro Dumas en su visita a España…. Como siempre la realidad es mucho más prosaica y tiene que ver con la historia de la patata y la generalización de su consumo.

La patata se descubrió durante la conquista del Perú en el siglo XVI, fue envíada a España y admiradas por su flor, extendida y cultivada por toda Europa menos España,  denostada durante siglos por crecer bajo tierra, y… No fue hasta la hambruna del  XVIII cuando la patata de la mano de Henry Doyle, asesor irlandés de Carlos III, se introdujo de nuevo. Fue durante este siglo cuando su cultivo y  consumo se popularizó y generalizó por toda la geografía española.

El consumo popular y generalizado unido al saber popular y los huevos dio origen a esta elaboración, cuya receta es la misma en todos los rincones España. La única variación, origen de acaloradas discusiones y que se mantienen hasta nuestros días, es el sempiterno dilema de: con cebolla o sin cebolla.

Ingredientes para una tortilla de patatas para 4 personas

  • Patatas medio kilo aproximadamente
  • Huevos de 6 a 8 según tamaño
  • Nosotros somos de con, asi que una cebolla grande
  • Aceite de Oliva y sal

Elaboración de nuestra tortilla de patatas

Es fundamental una buena sartén con el antiadherente en buen estado para que la tortilla no se pegue.

Un plato adecuado al perímetro de nuestra sartén. Siempre un poco más grande para no tener problemas al momento de dar la vuelta a la tortilla de patatas.

Ponemos al fuego otra sartén con aceite suficiente y abundante para freír las patatas y la cebolla.

Pelamos y cortamos las patatas en rodajas finitas. Es importante que todas tengan un tamaño parecido para que tarden el mismo tiempo en hacerse. Una vez cortadas añadimos un buen puñadito de sal y las ponemos en aceite muy caliente.

Cortamos la cebolla en trozos no demasiado pequeños y lo añadimos a la sartén.

El punto de cocción debe ser entre frita y cocida, casi frita pero no del todo crujiente. Las sacamos en un escurridos y las dejamos que suelten todo el aceite sobrante

Mientras se fríen vamos batiendo bastante los huevos en un bol y les añadiremos una pizca de sal. Cuando estén bien escurridas  las patatas las echamos en los huevos bien batidos y dejamos reposar la mezcla 10 minutos para que se empapen bien y adquiera la consistencia adecuada. El huevo deberá cubrir la patata y la cebolla.

Ponemos una cucharada de aceite en la sartén de las tortillas y cuando esté muy caliente vertemos la mezcla, bajamos el fuego  y dejamos que se haga 1 o 2 minutos dependiendo de que nos guste más o menos cuajada.

Con el plato adecuado damos la vuelta a la tortilla de patata, subimos el fuego, y la ponemos de nuevo en la sartén. La dejamos uno o dos minutos si nos gusta jugosa y dos  o tres minutos si nos gusta más cuajada.

 

                   

La presentamos en un plato limpio y a disfrutar.

 

 

Share on Facebook76Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Yummly0Buffer this page

Deja un comentario