Cantero de ternera, una pieza por conocer.

Share on Facebook94Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Yummly0Buffer this page

El Cantero de terneracantero de vaca

Hoy más que de una receta vamos a hablar del Cantero de ternera. El que más, el que menos sabe lo que es el lomo, el morcillo, el solomillo, la tapilla, la falda… El cantero es de esas piezas desconocidas para la mayoría de las personas, pero muy apreciada por restauradores y sobre todo por los carniceros para su consumo. La pieza entera viene a pesar de kilo y medio a 2 kilos, es una parte de la Cadera de la Ternera, muy tierna y jugosa que puede prepararse de muchas maneras. Podemos asarla en el horno, utilizarla para guisos, en filetes a la plancha o empanados. Porcionada en medallones tiene un aspecto muy similar al solomillo, de hecho hay quien la conoce como falso solomillo.

Lo que te puedo garantizar es que lo prepares, como lo prepares, no te va a decepcionar de hecho si lo sirves  a la plancha como un solomillo nadie va a notar la diferencia. Te garantizo que sorprenderás a los tuyos a la par que ahorras en tu cesta de la compra.

El único inconveniente que tiene es que por lo general hay que comprarlo entero, lo que no es mayor problema, pues dada su versatilidad puedes prepararlo de diversas maneras a lo largo de la semana.

Acabamos de llegar con nuestra pieza del supermercado… No hay tiempo para sofisticadas elaboraciones. Vamos a prepararlo a la plancha acompañado de con un puré rustico de patata y champiñones salteados.cantero de vaca

Ingredientes para cuatro personas

Cuatro medallones de Cantero de ternera, unos 800 gramos.

Cinco o seis patatas medianas

750 gramos de champiñón entero

Dos dientes de ajo

Mantequilla de 30 a 50 gramos

Aceite de oliva virgen

Sal y pimienta al gusto

Elaboración

Antes que nada sacamos de la nevera los filetes que vayamos a consumir. Rociamos la carne con un poquito de aceite de oliva extra virgen y dejamos que se pongan a temperatura ambiente.

Ponemos las patatas lavadas pero sin pelar en una olla con agua y sal para cocerlas.

Lavamos, secamos y partimos el champiñón en cuartos.

Cuando las patatas estén cocidas las pelamos, partimos, incorporamos una generosa porción de mantequilla y machacamos con un tenedor sin importar mucho la textura. No queremos algo homogéneo, nuestro puré es rústico.

En una sartén, o wok, ponemos una cucharada de mantequilla y otra de aceite de oliva virgen, ponemos el ajo picado, doramos ligeramente e incorporamos el champiñón. El fuego fuerte y sin parar de mover, los queremos salteados, que no cuezan en su jugo, cuando estén a nuestro gusto salpimentamos y retiramos.

En una sartén  bien caliente ponemos la carne, sellamos, y según el punto que nos guste volteamos antes o después, salamos por la cara sellado, esperamos a que que de a nuestro gusto y retiramos para emplatar. Recuerda la carne a la plancha solo tiene una vuelta para no perder jugo.

Share on Facebook94Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Yummly0Buffer this page

Deja un comentario